Si no sabes cómo eliminar la caspa y quieres tener un cuero cabelludo sano y fuerte, sigue leyendo. Seguro que habrás notado en más de una ocasión pequeños puntos blancos encima de tu ropa, sobre todo en la zona del cuello o de los hombros. Cuando esto pasa, significa que hay un exceso de células muertas en tu cuero cabelludo. Estas escamas, más conocidas como caspa, se suelen relacionan a desequilibrios hormonales, estrés, ansiedad, sudoración abundante y a una grande cantidad de grasa en el cabello. ¿Las has tenido alguna vez? Te contamos más en esta entrada en el blog

Caspa grasa y seca: cómo se diferencian

Antes de contarte cómo eliminar la caspa, respira profundamente y relájate porque es una condición muy común que afecta a muchísimas personas en todo el mundo. Los dos tipos principales de caspa son seca y grasa. La primera suele aparecer sobre todo en la adolescencia y las escamas son muy finas, mientras que la segunda se debe principalmente a la alta producción sebácea y se caracteriza por un cabello con un aspecto graso y brillante… La diferencia principal entre la caspa grasa y la seca se encuentra en la producción de escamas. Este síntoma se presenta en ambos tipos; no obstante, los copos blancos que se forman con la caspa seca suelen desprenderse con facilidad. 

¿Cuáles son las causas?

La caspa, también conocida como pitiriasis, es la descamación de la dermis del cuero cabelludo. Puede surgir en cualquier momento y todos los tipos de cabello y de cuero cabelludo son susceptibles. ¿Sabías que esta anomalía capilar afecta en torno a un 50% de la población adulta en el mundo. La causa principal es un hongo llamado Malassezia Furfur que puede provocar alteraciones del cuero cabelludo. Otros factores que pueden influir son el estrés, desequilibrio hormonal o el utilizo de un champú demasiado agresivo. A diferencia de lo que mucha gente puede pensar, la caspa no está causada por una mala higiene. Lavar excesivamente nuestro cabello puedes favorecer la comparsa de las primeras escamas.

¿Cómo eliminar la caspa? No a los remedios caseros

La caspa es sinónimo de falta de salud del cuero cabelludo y lo primero que haya que hacer es detectar exactamente cuáles son las causas. Siempre es muy importante prevenir este tipo de condición porque, en el peor de los casos, la caspa suele conllevar a una irritación importante del cuero cabelludo, así como de  un picor más o menos intenso. Lo primero que tienes que hacer es hablar con tu estilista de confianza o con tu médico para que te recomienden el tratamiento más adecuado. No intentes arrancar la caspa o tu cabello porque esto solo empeoraría la situación. Tenemos que tener en cuenta que la caspa puede ser muy resistente o muy fácil de eliminar, pero normalmente la caspa funciona por ciclos en los que tiene más fuerza. Hay que realizar tratamientos periódicamente que nos ayuden a tenerla bajo control.