¿Estas pensando en ponerte mechas o darle un cambio radical a tu melena para prepararte al 2021? Las vacaciones son una etapa para disfrutar de ti y por qué no, de tu nuevo look así que aprovecha de estos días y descubre esta nueva tendencia en coloración: el smoky gold. Teñirse el cabello de rubio es una de esas cosas que acaban pasando en la vida de toda mujer: con el smoky gold conseguirás un resultado natural y muy llamativo. Te contamos más en esta última entrada en el blog.

¿Qué es el smoky gold?

El smoky gold es un rubio «acalorado» de base oscura gracias a los matices dorados y ahumados que nos recuerdan a los tonos que inundan el paisaje durante la época otoño. Así es como los expertos del sector definen este tono de rubio. Para conseguir ese color, nos ayudamos de la técnica del balayage, ya que permite personalizarlo al milímetro para adecuarlo al tono de tu base, combinando diferentes matices. Además, como con las balayage el color no se trabaja desde la raíz, el reflejo se funde  con el tono natural de tu cabello y evitarás la «poco dichosa» raíz.

¿A quién le queda bien?

Pues al tratarse de un tono con muchísimo matices de color, resalta especialmente sobre las melenas midi, es decir aquellas melenas que van del bob más clásico hasta los cortes a la altura de los hombros. Con matices más dorados en el contorno de la cara y en las puntas, es la mejor opción para iluminar el rostro y para resaltar el corte. Como hemos dicho anteriormente, utilizando la técnica balayage para aplicar este tono, conseguiremos adaptarlo perfectamente a todo tipo de melena.

 El resultado no puede ser más espectacular porque aporta un acabado extra brillante y suave para una melena impecable y repleta de luminosidad. Una elección ideal para hacerte ahora y ser la primera en llevar el rubio que más se va a pedir este invierno. ¿Te gustaría saber más? Te esperamos en nuestro salón de Almoradí.